¿PARA QUÉ SIRVE LA CIENCIA DE SISTEMAS?

(Ponencia del autor en el Congreso WACRA-EUROPA sobre Desarrollo Sostenible)
Madrid, España
Setiembre, 1997

 

Lorenzo Ferrer Figueras
Presidente Sociedad Española de Sistemas Generales (SESGE)

 

 


 

 

¿La Ciencia de Sistemas es Necesaria?. ¿Para qué sirve?

Para comprender el Mundo, para resolver sus graves problemas.

Comprender el Sistema Mediterráneo; resolver sus problemas.

Comprender qué es Desarrollo Sostenible, comprender qué es necesario, hallar cómo hacerlo posible.

Resolver los problemas complejos.

Una reflexión acerca de la Universidad.
Graves problemas; su solución implica saber trabajar en y con los Sistemas Complejos.
Bien, encarguemos, su solución pues, a la Ciencia Oficial, al Paradigma Mecanicista, al Paradigma Reduccionista, a los planes de estudio de las carreras actuales, a la Ciencia.
Pero también a nuestros políticos, a nuestros empresarios, a nuestros sindicalistas.
Vano empeño!... No pueden,

¿Porqué no pueden?. Porque, la Ciencia Mecanicista, el Paradigma Reduccionista ha tenido éxitos importantes - ha sabido resolver los problemas de los Sistemas Simples, desagregables, lineales, deterministas, predictibles.

Pero no pasó de ahí. Ahora, se trata de enfocar otro tipo de problemas. Ahora se trata de afrontar problemas inherentes a Sistemas Complejos (biológicos, sociales...) dotados de organizaciones llenas de bucles de retroalimentación positivos y negativos encajados en cascadas sucesivas, no lineales, quizás deterministas, impredictibles.

Y, repetimos, los problemas son graves y requieren soluciones, y además soluciones urgentes. Pero el Paradigma Cultural imperante no lo sabe resolver (nuestros políticos, que deben tomar decisiones, en general complican los problemas por que son fieles a la educación recibida en la Universidad, y víctimas de ella. En general fragmentan los problemas y los agravan).

Ha sido necesario que apareciera el Pensamiento Sistémico, para que éste ofreciera poco a poco en primer lugar un cambio de mentalidad, que contemplara dialécticamente lo global y lo local, y en segundo lugar, una serie de materias nuevas que se han ido generando a partir de los mimbres, elementos que egregios presistémicos han ido ofreciendo desde muchos años ha.

Y de ellos y de su conexión y articulación, va surgiendo de modo inexorable e impecable la Ciencia de Sistemas, la Teoría General de Sistemas.

Y es bien cierto que contribuye, - ejemplo egregio - a que vosotros congresistas WACRA, contribuíais al Pensamiento Sistémico, y recibáis del mismo el aliento metodológico, teórico y práctico necesario para el Desarrollo Sostenible.

Ello es importante, pero dejadme decir con todo el respeto, que la Universidad como Institución Mundial, y las Universidades en particular, posiblemente las nuestras, aquéllas a que muchos de nosotros pertenecemos; aun no sean conscientes de la existencia de un Paradigma que viene a complementar, viene a combatir, viene a sustituir un Paradigma Reduccionista, - que es aquel en que con mucho orgullo y esfuerzo por nuestra parte hemos trabajado -. Y que es absolutamente necesario.

¿Porqué no son conscientes?. ¿Es culpa nuestra?, ¿no hemos sido buenos embajadores evangelistas?. ¿Es culpa de ellos?. ¿ha sido una postura acrítica, inmovilista, un muro?. Es una pregunta que tendrá respuestas diversas, en función de la geografía y también de la historia. Pero cualquiera que sea, creo que tenemos una responsabilidad. ¿Cuál?. ¿Y quiénes?.

En primer lugar ¿qué responsabilidad?.

  • Lograr un plan de ¨mancha de aceite¨, de ¨contaminación¨, que nuestros compañeros de Universidad, profesores, también alumnos de últimos cursos, también profesionales exteriores, empiecen a comprender, a usar, a ser de los ¨nuestros¨.
  • Lograr que se creen plazas, cátedras, de profesores, mañana departamentos, para poder influir en la reforma o revolución educativa que debe dar un vuelco tremendo a la actual especialización a ultranza, llevándola a la coexistencia armónica de lo global y de lo especializado, a partir de - por ejemplo - un primer curso común en toda la Universidad (a todas las carreras) de los grandes conceptos sistémicos, y de las propiedades generales comunes a todos los Sistemas: isomorfismos, las leyes comunes, el lenguaje común, - después -, las especialidades, en que los futuros especialistas, podrán - un químico, un biólogo, un psicólogo, un economista, etc - comunicarse, entenderse, transferirse, soluciones relativas a problemas homólogos. Trabajar en común para resolver problemas graves..., es decir, sentir que siguen siendo personas de una misma familia.

¿En segundo lugar, quiénes?. Las Instituciones Sistémicas que hoy existen.

La Unión Europea de Sistemas, las Sociedades Nacionales: por ejemplo la Sociedad Española de Sistemas Generales de la que soy Presidente ahora....

Pero también los Sistémicos - digamos sin connotación peyorativa - de a pié. Nosotros lo que estamos aquí, Vosotros. De estas reuniones, congresos, debemos salir después de debatir y reflexionar con más fuerza si cabe para asumir aquellas responsabilidades, aquellos objetivos. Estos Congresos tienen mucha importancia en sí, y como núcleos de expansión de nuestras ideas.

Aquí una vez más debemos tener en cuenta las ideas y los trabajos de nuestro malogrado Presidente Fundador de la Sociedad Española de Sistemas Generales, y Presidente Honorario después Rafael Rodríguez Delgado. Es su magnífico libro, del que luego os hablará el Profesor Rafael Rodríguez de Cora, aparecen muchas ideas, acerca del rumbo a seguir. En particular, el capítulo 5 ¨modelo para el Siglo XXI¨, debiera ser de lectura obligada en la Universidad, y en el Bachillerato.

La necesidad de seguir comunicándonos, reuniéndonos y trabajando juntos, hace que os invite al próximo Congreso Europeo de Sistemas. Dos palabras sobre el mismo, si me lo permitís.

La entidad organizadora es la Unión Europea de Sistemas, constituída, como sabréis por diversos países, Francia, Inglaterra, Grecia, Italia, Checoslovaquia y España. Esta presidida por M. Evelyn Andreewsky. Ha realizado hasta hoy tres congresos: 1º. Lausanne, 1990; 2º. Praga, 1993; 3º. Roma, 1996, y ahora la SESGE tiene el encargo de realizar el 4º. en España, Octubre de 1999, Valencia - Ibiza.

Quiero terminar mis palabras con una felicitación muy cordial y afectuosa a la Organización de este Congreso, y muy particularmente al Profesor Francisco Parra Luna, Presidente que fue de esta Sociedad, a quien rindo homenaje merecido por su capacidad - reconocida - de organización.

Un recuerdo emocionado a Rafael Rodríguez Delgado, nuestro padre espiritual, por su labor ciclópea - lo he dicho más de una vez - y por su ejemplo, que le sobrevivirá por mucho tiempo, también a su esposa Dña. Manolita, ejemplo señorial de prudencia, fortaleza y templanza.

Y a vosotros mi gratitud por escucharme. Hago votos por poder vernos en Valencia en Octubre´99. Sería magnífico.

Lorenzo Ferrer Figueras.